Una novela ambientalista

Reseña

Recomendable lectura, es una historia de aventuras consecuente, con una protagonista femenina y con un final que puede derivar en otra historia.

Con una estructura de 5 capítulos distribuidos en casi doscientas hojas se nutre un relato de dos hemisferios, una represa, impacto ambiental, tráfico de pieles de animales en extinción, poblaciones aborígenes y otras tensiones globales que se vislumbran entre la diferencia de un hemisferio y el otro en el grado de desarrollo de los países en la historia. El manejo de los recursos naturales y su necesidad de protección.
Desde el principio te identificas con el personaje de Paloma, su descripción de la realidad que vive no resulta extraña a nadie, la acompañas en sus problemáticas diarias de una vida que se achata. Y que de repente se vuelve a iluminar ante la perspectiva de un cambio radical en el hemisferio sur.
Es en Sudamérica, donde transcurre toda la historia, y la vida del personaje cambia completamente, al principio por propia elección y luego por el decurso de las aventuras que corre junto con sus consecuencias. Personalmente, sentí que faltó un poco de intriga y suspenso o más muestras de sentimientos tanto en momentos agradables como en los otros.  Quizás uno quiere tener más empatía con el personaje en los momentos significativos, grandes dolores pasan por un mero compilado de hechos.
Hasta mitad del libro no reconocí el lugar del que hablaba, no era exactamente ese lugar en el tiempo, el que conocí sino el que fue después de los hechos que se relatan. Visité la represa de Itaipú allá por el 2012 y cuando nos contaron parte de su gesta, evoqué recuerdos de niña en la escuela secundaria estudiando cuestiones ambientales que marcaron particularmente esa época. Ya casi por el final del libro, la imagen mental se completó y la descripción de helicópteros sobrevolando los saltos fue el detonante de los recuerdos.
El rol de la embajada es digno de una película de superhéroes, así como la amiga española que parece surgir para cubrir huecos de la trama para no expandirse a un novelón en detalles, pero es un buen recurso. La región se describe muy bien, en cuanto a paisajes, fauna, flora, costumbres y lenguajes locales, tiene el mejor color en todo el relato junto al almacén hindú en el pueblo español.
Una historia muy vigente que te enreda en la trama y te hace perder la noción del tiempo. En lo personal, los correos electrónicos y las tarjetas de memorias no eran la moneda corriente en la zona donde transcurren los hechos. Puede que en la lectura de subterráneo se me pierda señal y se me haya escapado una bisagra temporal en el relato (a veces se te pasa más de una página junta)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *