SIN MAS RESPUESTA QUE EL SILENCIO

Reseña tardía

Llego tarde con la reseña para publicarla en Amazon, ya no está disponible el libro al que refiere. Ahora está disponible un cajón caótico, que he descargado y aún no empiezo. Esta reseña viene demorada porque Amazon no me dejó, por no haber comprado algo en determinado tiempo. Supongo que suscribirse con la tarjeta y solo usar el mes de prueba (Sí me leí el libro dentro del mes) no les gustó. Tiempo después, ya más establecida la pandemia y el aislamiento vino mi suscripción a Amazon Prime y creo que ahí me perdonaron.

Cuando los libros se aparecen en tu camino


He ganado libros en concursos de escritura en la tierna infancia y más próximo en el tiempo en sorteos de redes sociales, a razón de uno o dos por año, si sirve el dato. Otros los recibí digitales a cambio de reseñas, como son los de Edición anticipada, así pues, cuando se quiere leer no hay obstáculos. A este llegué por la promoción de su autor en redes sociales. Sugerida o republicada por alguna cuenta de libros o hashtag relacionados a ellos que sigo en Instagram, di con el autor comunicando que estaría disponible gratis en Amazon precisamente este libro.

Los husos horarios

En su historia, Christian – (@martinezsilvachristian) – ponía un recordatorio, para cuando estuviera disponible en Kindle unlimited pero la ansiedad me hizo hacer otro proceso. Acostumbrados, como estamos a que muchas cosas se complican para llegar a nuestro país, y de ahí al domicilio, me suscribí temporalmente al Kindle para celulares. Le respondí a la historia que ya había podido acceder al libro alrededor de la medianoche y me fui a dormir. Al día siguiente veo mensaje del autor. Resultó ser que era hora Madrid no Buenos Aires. Eso lo descubrí a medida que fluía el dialogo en el chat cuando los márgenes de los husos horarios coincidían que eran horas diurnas. Así me enteré que hubiera tenido que esperar +5hs con el método propuesto y no haber leído un buen avance del primer capítulo como hice el día anterior. Acto seguido, puse recordatorio dos días antes que venza el mes de suscripción para darme la baja y que no me cobren en la tarjeta con los complejo que es por acá abonar unos 5/7/9 USD más impuestos varios y diversos.

El escritor y la fama

Por mi parte, trato a las celebridades: famosos, influencers, actrices, actores, conocidos o similar como a cualquier otra persona, y últimamente entro en contacto con los autores. Sea que son auto publicados y agradecen las menciones o porque son personas como los demás mortales. Obviamente no los clásicos antiguos que ya no caminan esta tierra. Algunos o fueron profesores que leímos sus libros en clase, u otros ya son casi amigos (https://www.facebook.com/Gonzalo-Daniel-Rosas-Paz-329315254542933/ vos que me lees estas líneas), o vecinos del barrio que ya van por varias ediciones y que leyeron algo interesante por aqu íhttps://www.instagram.com/fcspeziale/e. No todos publican en papel, se hace más fácil acceder al ebook pero la esencia de escribir es que te lean y yo los leo, y se los digo, después creo que se arrepienten porque lo hago con total impunidad… Les hablo de su escritura, de sus personajes, como me llegaron, que me imaginé de ellos a través de sus obras, quizás les sirva o quizás aún no tuvieron el coraje de mandarme a pasear lejos, quien sabe… En cierta forma es verse en un espejo, muchos tenemos una obra en la cabeza, o en algunas hojas garabateadas o algunos capítulos escritos, algunos van más adelantados en el camino publicando, o editando, otros aún leemos y hacemos estos textos breves. Potencialidad de escritor tenemos todos, oficio pocos, continuidad aún menos y vivir de ello a tiempo completo los hay son como los unicornios.

Finalmente la reseña

Pero volviendo al tema, aquí va el comentario sobre el libro.
Deberíamos agregar a la receta “mágica” de su aparición, el factor pandemia y que no me estaban llegando títulos de Edición Anticipada. Esta parte de la reseña también ha sido publicada en Goodreads

Sin más respuesta que el silencio

Sin más respuesta que el silencio by Christian Martínez Silva

My rating: 4 of 5 stars


Resulta ser una muy buena historia, bien contada. Un drama adolescente actual, con descripciones pintorescas. Tiene un juego con el tiempo del relato que es una pieza fundamental. Te da una impresión que va a ser un tipo de libro más de suspenso o thriller de acción, que la historia que va a ser.
Fue mi primera lectura de ficción durante el aislamiento por la pandemia del Covid19, un regalo que me ayudó a poner más la cabeza en darle apoyo al personaje principal de una forma casi maternal, que comerme el coco con las noticias. Ese chaval te genera ganas de cachetearlo para acomodarle algunas ideas como de abrazarlo para pegarle las piezas que tiene sueltas y sentarte con él a mirar el arroyo.
Hay personajes entrañables, que se identifican rápidamente, y aunque nos pierde un poco el orden del relato, después se aclara bien y las piezas encajan perfectamente. La vida adolescente es más complicada ahora, o así parece cuando la miras desde la edad adulta. Cierto es que lo describe como es visto por el adolescente, todo tan visceral, pasional, cargado de reacciones, y este joven es de los que así sienten también. Las realidades que pasan en la periferia son muy palpables, como algunos personajes que su contexto nos moviliza aunque al relato general aporten solo un empujoncito. Importante destacar la labor sobre cómo se quedan pegados los prejuicios en las personas; y de aquellas que eligen ver a través de ellos, son las que marcan las vidas de otros.
Tiene un buen desenlace, aunque comienza alborotado el planteo, cierra bien y da esperanzas, de esas que en el momento de la lectura se veían pocas. A mucho s reencontrarse con la lectura les ha ayudado en este encierro, y las gentilezas de poner disponible algo gratis o sin costos es una gran colaboración, aunque se vea primero más un efecto publicitario, la ayuda para quien la recibe vale más que la intención presunta sea original o derivada.




View all my reviews

La historia dentro de la historia

Mucho parloteo y breve la reseña, ¿no? Es que el contexto de llegar a la obra por medio de la promoción que hace el mismo autor, en cierta forma, me recuerda al cuento “La primera gratis” del libro Niñez en Catamarca de Ricardo Levene, en alusión a la primera función de cine. En mis tiempos era a precio reducido, y con anterioridad evidentemente sin cargo. Supongo, al igual, que en el teatro es poco glamoroso el horario temprano, especialmente en los pueblos del interior durante el calor del verano. No me sorprende, que sea así, porque los formatos digitales aún se abren el camino entre el público lector y pandemia mediante los servicios de entrega estuvieron muy sobrecargados, de este modo, ganan todas las partes involucradas. Pero… el libro en papel sigue siendo otra dimensión para el recuerdo y su evocación. Lo digital no pierde lugar para lecturas técnicas y ficciones breves, o cuentos para leer en viaje al trabajo. Porque no se justifica acarrear el peso del libro y no tener la certeza de si se podrá leer en el camino; pasearlo en vano. En cambio, el digital en el celular te permite meterte en otro mundo con una distancia de 15cm de tu cara. Solo hay que tener cuidado con los amigos de lo ajeno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *